05 noviembre 2012

CARTA PASTORAL DEL SR. ARZOBISPO CON MOTIVO DEL "AÑO DE LA FE"


CARTA PASTORAL


"DADLES VOSOTROS DE COMER"

Introducción

Confesar la fe en un contexto eucarístico

El Papa Benedicto XVI ha convocado a la Iglesia a celebrar el “Año de la Fe”, que como él mismo nos dice en la Carta Apostólica de convocatoria, “es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único salvador del mundo… Hoy como ayer, él nos envía por los caminos del mundo para proclamar su Evangelio a todos los pueblos de la tierra… La fe, en efecto, crece cuando se vive como experiencia de un amor que se recibe y se comunica como experiencia de gracia y gozo… Deseamos que este Año suscite en todo creyente la aspiración a confesar la fe con plenitud y renovada convicción, con confianza y esperanza. Será también una ocasión propicia para intensificar la celebración de la fe en la liturgia, y de modo particular en la Eucaristía, que es la cumbre a la que tiende la acción de la Iglesia y también la fuente de donde mana toda fuerza” (Porta Fidei, 6b; 7a; 9a). En esta carta-meditación que os escribo, mi deseo es que descubramos todos que lo más importante en este momento de la historia que vivimos es entregar la noticia más grande para el hombre y para esta historia: Jesucristo que nos revela quién es Dios y quién es el hombre (Gaudium et spes, 22). Seguir dando la noticia a los hombres de que Dios está a nuestro lado, que está de nuestra parte, que es quien nos construye. Los problemas que hoy tenemos los hombres,tienen que ver con la presencia o la ausencia de Dios en nuestra vida. Una sociedad en la que se vive y se plantean todas las cosas que el ser humano necesita para convivir, al margen de Dios, se autodestruye. “Sólo a través de hombres y mujeres ‘tocados’ por Dios, Dios puede acercarse a los hombres” (La Europa de Benedicto XVI, 82).

No hay comentarios: